MEDITACION

MEDITACION. Están más que comprobados los beneficios de la meditación; bienestar físico, mental y espiritual.

Existen algunas recomendaciones de cómo meditar, pero realmente lo que cuenta es que te pongas a ello, así de simple.
Coge la postura con la que estés mejor; sentado en una silla, sentado en el suelo con piernas cruzadas, tumbado, etc.
Experimenta lo que más te motive; seguir la respiración, respiraciones profundas, escanear el cuerpo, pensar en positivo, dejar de pensar, etc. simplemente no fuerces, estate cómodo.
La práctica hará el hábito, y el hábito te permitirá ir probando cual es la forma que mejor se acopla a tu gusto y experiencia.La forma más común es en el suelo, piernas cruzadas, espalda recta, la barbilla de manera suave hacia el pecho, manos descansando en las rodillas, o una sobre otra en tu regazo.
Sentado sobre un cojín o zafu que te permita elevar el cuerpo y dejar las rodillas cerca del suelo.
También ayuda meditar en tu rincón habitual preferido, ambientando tu círculo con alguna vela o incienso, tal vez música relajante o un audio de meditación guiada.
Pero cuidado, estos pasos son frecuentes en gente que medita pero aunque lo hagas de manera diferente tu meditación puede ser igualmente válida.
Lo que realmente cuenta es tu intención y crear el hábito.

¿Estoy meditando bien?

Meditar “bien, mal o regular” no se mide ni por el tiempo ni por lo relajado que uno puede llegar a estar.

No meditamos con el objetivo de querer llegar a ninguna parte, ni a ningún estado físico o emocional. Aunque es cierto que con el tiempo, la relajación, pensamiento profundo, ideas más claras y mejoras de todo tipo van llegando a nuestro cuerpo, mente y alma.

La meditación es simplemente permitirte un tiempo para abrazar lo que ahora hay en ti, y a partir de esa aceptación trabajar en ello.

¿Cuánto tiempo necesito para meditar?

Para meditar no hay una regla fija de tiempo, cada persona lleva su ritmo.

Puedes meditar tan sólo con pararte 1 minuto a respirar de manera consciente y a estar presente allá donde estés.
1 minuto en cualquier lugar; en la cola del supermercado, en el autobús, en un atasco, etc.
Algo básico que te ayudará será crear el hábito; hará más tu constancia diaria que el tiempo a dedicar.

Momentos que servirán de apoyo son por la mañana al levantarse y por la noche antes de ir a dormir. Aunque todo cuenta; cualquier momento es bueno.

Tener tiempo para meditar dependerá de tu lista de prioridades; comer, dormir, asearte, atender tus obligaciones… pero ¿qué hay de cuidar tus sentimientos y emociones?

¿Qué pasa cuando me distraen?

Un perro ladrando, el vecino chillando, un tono de mensaje, o simplemente una mosca volando…

La solución es simple; deja de luchar, integra esa “distracción” como parte del ejercicio y lleva tu atención al interior. Así tu poder de adaptación crece.

Escucha o descarga gratis este audio de meditación guiada

Vídeo “Meditación Mindfulness”

Cuando estás feliz y en paz, tu mente está en contacto con tu Ser. Cuando dejas que los pensamientos y emociones te molesten, pierdes la capacidad de ver la paz que siempre está presente en tu interior. Sri Sri Ravi Shankar

Buscas lo que todos queremos; paz y amor.
Quieres crecer, quieres meditar.

9 thoughts on “MEDITACION

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *